08/11/12

Inmigrantes reclaman indeminzaciones por el Colonialismo

 

Inmigrantes reclaman indeminzaciones por el Colonialismo

Un tribunal británico ha decidido que tres ancianos keniatas que fueron torturados durante el dominio colonial en este país en la década de los 50 podían continuar con su demanda para ser indemnizados, en una sentencia que puede abrir la puerta a otras demandas de víctimas contra la brutalidad colonial.


Reino Unido, que había tratado de bloquear durante tres años todas las iniciativas de este grupo de keniatas, se ha mostrado "decepcionado" y tiene la intención de apelar la decisión, mientras que los abogados d ela defensa ya han advertid de que estudiarán la posibilidad de que más víctimas interpongan demandas por torturas.

Los demandantes, tres hombres de entre 70 y 80 años, fueron sometidos a violaciones, palizas y torturas, cuando las fuerzas británicas, junto a sus aliados keniatas, los detuvieron durante larebelión de los Mau Mau, iniciada por campesinos y que llevó a enfrentamientos entre los nacionalistas y las fuerzas británicas durante los años 50, antes de que el país africano obtuviera su independencia del Reino Unido en 1963.
Los tres hombres quieren que Reino Undio se disculpe públicamente y que indemnice a las víctimas de torturas en la época colonial. Este viernes no se encontraban en Reino Unido en el momento de la decisión pero se espera que den una rueda de prensa en Nairobi a lo largo del día.
"Habrá víctimas de la tortura colonial, de Yemen, Chipre o Palestina, que recibirán la decisión con gran satisfacción", manifestó por su parte Martyn Day, uno de los abogados de las víctimas.


ES SU MAJESTAD QUIEN DEBE RESPONDER ANTE SUS DELITOS PORQUE ES LA RESPONSABLE DE LA DEPORTACIÓN,ABANDONO, EXTERMINIO DE SU PROPIO PUEBLO BLANCO, EL PUEBLO BLANCO ES INOCENTE DEL PECADO COLONIAL



3 comentários:

OBIERZO disse...

¿A que me suena esto? Los judios han sentado catedra en la universidad de la lagrimitis aguda.

Aristócrata disse...

Ya han aprendido la lección...

OBIERZO disse...

Todo sea por vivir del cuento del dinero de los blancos...